7 de diciembre de 2021

UTV noticias

INFORMACIÓN Y ACTUALIDAD EMPRESARIAL

LCGE La Compañía General de Eventos organiza cursos de conducción extrema diseñados para fidelizar clientes

2 minutos de lectura

En el mundo de los negocios, la competencia es implacable, por lo que mantener un cliente en cartera o perderlo puede depender directamente de una experiencia distinta vivida por su parte. Construir una relación a largo plazo es necesario y, para lograrlo, y para ello es necesario conocer a la persona, sus afinidades y gustos.

Para aquellos que sean amantes de la velocidad o de las experiencias memorables con automóviles, conducir un Fórmula 1, un vehículo superpesado o un glamoroso modelo exclusivo de marcas como Ferrari, puede ser un recuerdo imborrable. LCGE La Compañía General de Eventos es una empresa formada por un equipo multidisciplinario con varios años de experiencia en la realización de eventos corporativos que ofrece la organización de cursos de conducción extrema a modo de inversión en seguridad para una red de ventas o como método de fidelizar clientes.

Una experiencia distinta

Existen diferentes opciones de cursos de conducción disponibles para que los clientes de una empresa, a través de LCGE La Compañía General de Eventos, puedan practicar. Los extremos están dados por los vehículos más pesados, los carros de combate, y los más livianos, como pueden ser los de Fórmula 1.

Otra posibilidad es recurrir a algunas de las marcas que provocarán el asombro de los fanáticos de los automóviles, como Ferrari, Lamborghini, Aston Martin o Porsche. Aquellos que posean más experiencia al volante, pueden intentar otras variantes dentro de la conducción extrema como los cursos de drifting o derrapaje, en los que se aprende a poner un vehículo en situación de deslizamiento por el asfalto sin perder el control.

La clave está en conocer qué es lo que desea el cliente, o qué es lo que más puede impactarle. También existen experiencias de conducción extrema en vehículos 4×4, en condiciones climáticas adversas y en distintas pistas que se utilizan para competiciones automovilísticas.

Fidelización y motivación

Ofrecer un curso de conducción es una buena estrategia para mantener y mejorar el contacto con el cliente. Lo que la empresa le está proveyendo es una experiencia inolvidable, de la cual seguramente va a poder obtener una foto realmente diferente. De esa manera, la relación con el cliente va a dar un salto de calidad, siendo posible avanzar en la fidelización de este.

LCGE La Compañía General de Eventos, mediante la organización de distintos eventos empresariales, provee la forma ideal de potenciar equipos, marcas y fortalecer relaciones interpersonales. Los cursos de conducción extrema son solo una opción dentro de un abanico mucho más amplio de posibilidades.