7 de diciembre de 2021

UTV noticias

INFORMACIÓN Y ACTUALIDAD EMPRESARIAL

En el mes de octubre, se produce la relajación de los impagos mercantiles en España tras la buena evolución de la pandemia

3 minutos de lectura

Los impagos mercantiles pueden ocasionar un fuerte impacto financiero en cualquier negocio. Por esta razón, es muy importante contar con una buena empresa de cobros que facilite el recaudo de las acreencias para seguir operando.

Una de las mejores opciones del mercado es Cobratis España, una empresa especializada en el proceso judicial de cobro de impagos en toda España, a través de internet. Esta permite a empresarios, pymes, grandes empresas y sociedades cobrar deudas mediante una vía amistosa y judicial.

Beneficios de acudir a firmas de recobros de impagos

Cobratis España nace en consecuencia a los incumplimientos de pagos mercantiles, una tendencia que cada vez aumenta más y que genera conflictos judiciales de larga duración. Esto es un grave problema para la situación económica, porque no permite a las empresas seguir avanzando. En este contexto, es importante recuperar esas deudas para estimular y estabilizar económicamente la situación del país, después de la crisis de la pandemia del COVID-19.

Con este fin, Cobratis España ha implementado efectivas estrategias adaptadas al proceso judicial de cobro, mediante el cual se garantiza la recuperación del dinero que algunas empresas han dejado de recibir durante los últimos cinco años. 

En cualquier caso, Cobratis España siempre aplicará la estrategia más adecuada para que el cliente recupere su dinero con los menores daños posibles. Esto se garantiza gracias a sus abogados, formados en derecho civil y mercantil y especializados en el cobro de deudas, que cuentan con una amplia experiencia de más de 15 años en el sector.

Cobratis España y su proceso de cobro de deudas

Cobratis España se ocupa del llevar a cabo un proceso de cobro de deudas formado por dos pasos. En primer lugar, los abogados especializados tratan de gestionar el cobro mediante la vía amistosa, en un plazo de tramitación de unos 20 a 30 días hábiles. Durante estos días, los profesionales ya cuentan con toda la información necesaria para saber si el trámite se podrá realizar mediante un acuerdo o si se tendrá que recurrir a una vía judicial.

Si después de este plazo no se han obtenido respuestas y no se han visto señales de que la deuda vaya a ser pagada, el cliente puede solicitar la vía judicial, interponiendo una demanda. Esto se puede realizar mediante la zona privada del usuario, donde también se pueden llevar a cabo otros trámites necesarios para recuperar el dinero.

Mediante el primer caso o el segundo, Cobratis España garantiza la recuperación de impagos a todos sus clientes. Además, ofrece una innovadora plataforma de recobro, desarrollada por sus profesionales, que brinda todas las comodidades durante el proceso.

Esta se encuentra disponible las 24 h y permite al cliente introducir en el sistema la información relacionada con la deuda de forma rápida y segura, después de darse de alta en la página web.