27 de octubre de 2021

UTV noticias

INFORMACIÓN Y ACTUALIDAD EMPRESARIAL

Ser dueño de un negocio de éxito: el modelo de franquicias de Alfil.be

2 minutos de lectura

El sueño de muchas personas que quieren lograr independencia financiera es ser dueño de un negocio. Para cumplir esta meta es necesario que los emprendedores cuenten con las herramientas y la asesoría necesarias. Esto les garantiza no solo libertad económica, sino que también les dará la satisfacción de ser su propio jefe. En ese sentido, la empresa Alfil.be proporciona muchas facilidades para la puesta en marcha del negocio, asesorando y orientando en todos los aspectos al emprendedor para que logre ser dueño de su propio negocio de éxito. Ofrece una excelente opción a través de sus franquicias de papelería.

Mínima inversión en un negocio propio

Alfil.be es una empresa española con una trayectoria de más de 10 años. Su actividad principal es la venta de artículos de papelería, material de oficina, escolar y scrapbooking. En un mercado tan dinámico y cambiante, decidieron adaptarse y crecer, a través de un modelo de negocio basado en franquicias.

En dicho modelo, Alfil.be ajusta al máximo sus costes, para que cualquier persona que lo desee pueda hacer realidad el sueño de tener su negocio propio con una mínima inversión. Con solo 16.000 euros se puede poner en marcha el negocio, con la seguridad y confianza de que contará con toda la orientación y asesoría necesaria.

La idea de franquicia Alfil.be nace con el objetivo de darles la oportunidad a las personas que quieran incorporarse en el negocio de la papelería, brindándoles muchas facilidades para la apertura y una gama de productos líderes en el sector, por su calidad y precio.

¿Cuáles son las razones para incursionar en una franquicia Alfil?

Emprender por primera vez en el mundo de los negocios, requiere un conocimiento profundo del sector en el cual se desempeñará la empresa, las actividades que se realizarán, además de otras implicaciones como estrategias de marketing para darse a conocer, servicios que hay que cancelar, impuestos, entre otros.

Sin embargo, el modelo de franquicia propuesto por Alfil.be ofrece las garantías necesarias para que las personas interesadas, puedan iniciar su negocio propio sin tantas complicaciones. Brindan formación inicial y apoyo continuo, de manera que cualquier persona pueda incursionar en el sector, aunque no lo conozca. Además contribuyen en la adaptación del nuevo local a la imagen corporativa de la marca y campañas de telemarketing para contacto con futuros clientes.

Adquirir una franquicia Alfil.be es garantía de éxito, ya que se cuenta con una puesta en marcha sencilla, permitiéndoles formar parte de un proyecto consolidado en el sector.